Buscar en este blog

jueves, 7 de julio de 2011

"Me da algo cuando veo freír un huevo con aceite de girasol" por Brigida Jimenez

Os dejamos el artículo completo que apareció ayer en la contraportada del Diario Información donde somos protagonistas con nuestro virgen extra.
 
Brígida Jiménez: Farmacéutica y catadora de aceites


 

Es farmacéutica, así que sabe de sobra las excelentes propiedades del aceite de oliva virgen, además de ser una experta catadora del "oro líquido". Ha dirigido una cata en el Monastrell de Alicante y lucha por que el consumidor sustituya el aceite de oliva a secas por el virgen o extra.

ÁFRICA PRADO Dicen que lo sabe todo del aceite, cuente algún secreto.
Si empezara, no acababa. Es mucho el desconocimiento que hay del aceite. Un 30% de los consumidores desconocen la diferencia entre el aceite de oliva virgen y el aceite de oliva a secas. El aceite de oliva virgen solo se obtiene por medios mecánicos y conserva sus propiedades, mientras el aceite de oliva a secas, el que usamos normalmente, pasa por procesos químicos y se refina, y luego se le añade una gotita de aceite virgen. Aunque producimos mucho, en España sólo consumimos 3,3 litros de aceite de oliva virgen por persona al año, mientras que en Grecia, por ejemplo, la cifra es de 20 litros.

¿El mejor aceite es español o italiano?

Depende. España e Italia consiguen muy buenos premios, también Grecia o Francia. Aquí tenéis algunos buenísimos muy premiados, como la Masía El Altet, y los de Almazara de la Subbética, de Córdoba, arrasan en Italia.

Producimos más aceite que Italia pero en el extranjero tiene más fama el italiano, ¿por qué?


Porque Italia ha sido un productor dedicado a la calidad desde hace muchos años y en España la producción ha sido más tardía. Conseguir un virgen extra costaba mucho antes pero actualmente España está al mismo nivel o incluso supera a Italia y el coste de producción es menor que en Italia. Aquí tenemos más capacidad de respuesta si el fruto se estropea porque tenemos mucha producción. Lo triste es que se esté refinando aceite virgen extra porque el consumidor compra el aceite de oliva suave.

¿Se consume poco oliva virgen por desconocimiento?

Sí, porque el consumidor está tomando un producto light, bueno, no es que sea light porque la grasa es la misma, pero ese aceite de oliva refinado no tiene ni las vitaminas ni los antioxidantes que el virgen extra.

¿No se debe a motivos económicos?


No, porque el precio es parecido. A las grandes empresas no les interesa tener aceite de oliva virgen extra porque no puede ser siempre el mismo tipo, como el aceite de oliva a secas, y se excusan diciendo que el consumidor lo prefiere. Las catas ayudan a que el consumidor conozca mejor el producto y que sepan que el aceite es el mejor antioxidante que existe, que no hace falta que vayan a la farmacia a pedir uno.
Como profesional de las catas de aceite, estará sanísima y envejecerá más tarde...
Yo considero que estoy muy bien (ríe). Me siento muy joven y no puedo pasar sin el tinto, el aceite y el pan. Y eso tiene mucho que ver para sentirse bien.

¿Llegará a haber tantos expertos en aceite como de vinos, ahora que todo el mundo sabe?

Pues te diré que las de aceite enganchan más que las de vino. Y tienen la ventaja de que luego puedes conducir como si nada.

¿Un buen aceite debe guardarse en la nevera o en el armario?


En la nevera o en un lugar frío, no en un sitio donde le dé el calor.

El aceite es bueno para el organismo, ¿para el cuerpo también?

Sí, hemos hecho muchos cursos cosméticos con aceite de oliva virgen y hay muchas empresas que trabajan con ello para la piel, por las clorofilas que tiene el aceite de oliva virgen, que no las lleva el de oliva a secas.

¿Qué piensa cuando ve a muchos extranjeros cocinar con mantequilla?

Me muero, me da algo cuando veo freír un huevo con aceite de girasol o mantequilla, pero no solo lo hacen los extranjeros, también los españoles. Nosotros no tomamos aceite de semilla hasta la revolución industrial y no estamos acostumbrados. La digestión es totalmente diferente con un aceite de oliva y uno de girasol y es una pena que aquí, teniendo lo que tenemos, se pierda un valor nutricional increíble. Es casi un delito.

¿Consumimos más aceite de oliva que de girasol ?

La misma cantidad de uno y de otro, y en la hostelería, el 90% del aceite es de girasol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario